A

TAGUS lleva el desarrollo sostenible a las aulas de Toledo

Posted on

Además de convocar el concurso escolar de dibujo titulado ‘El WC no es un basurero’, los centros toledanos acogerán una nueva edición del programa educativo y de concienciación ambiental ‘El Curso del Agua’.

TAGUS ratifica su apuesta por la sostenibilidad y el medio ambiente. La compañía,  concesionaria del servicio de abastecimiento de agua potable y alcantarillado de Toledo, ha presentado junto con el ayuntamiento de la ciudad, dos de las iniciativas que, a través del programa ‘Toledo Educa’, se pondrán en marcha este año con el objetivo de generar una mayor conciencia ambiental entre la población en edad escolar.

Por un lado, el alumnado de 5º y 6º de Primaria de la ciudad podrá participar en la cuarta edición del Concurso de Dibujo. Un certamen que este año lleva por lema ‘El WC no es un basurero’ y que persigue que desde las aulas se reflexione sobre las problemáticas asociadas a la mala gestión de residuos domésticos como las toallitas, el aceite de cocina, restos de pintura o de medicamentos. Los premios para los tres mejores dibujos serán un ordenador portátil, una tablet y unas gafas de realidad aumentada.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Toledo y TAGUS también han puesto en marcha el programa educativo y de sensibilización ambiental ‘El Curso del Agua’. Una actividad dirigida al alumnado de primer ciclo de Primaria, que, a través de las últimas tecnologías, como realidad aumentada, animación 3D o una APP, tiene como objetivo visibilizar, de manera lúdica y distendida, por qué es tan importante gestionar de manera adecuada los recursos hídricos de que disponemos.
Durante las sesiones, que se realizan en las propias aulas, también se da a conocer en qué consiste el ciclo integral del agua y sus diferentes etapas, además de fomentar buenas prácticas que contribuyan al cuidado del entorno.
La concejala de Obras, Servicios Medioambientales y Transición Ecológica del Ayuntamiento de Toledo, Noelia de la Cruz, ha explicado que ambas iniciativas “forman parte del trabajo que estamos desarrollando desde la administración local para dar cumplimiento a los Objetivos de Desarrollo Sostenible enmarcados en la Agenda 2030 de Naciones Unidas”. En el caso concreto de la educación, la concejala ha subrayado la “importancia” de “adoptar medidas que incorporen la educación para el desarrollo sostenible en el sistema educativo”.
Por su parte el gerente de TAGUS, Luis Soto, ha recordado que estas dos actividades “contribuyen a que los más pequeños entiendan y tomen conciencia de una forma práctica del esfuerzo que hay detrás del simple gesto de abrir un grifo y del valor de este recurso hídrico, imprescindible para la vida”. En ese sentido, Soto ha destacado que “se trata de visibilizar, de manera sencilla, las consecuencias que pueden malas prácticas que se llevan a cabo en los hogares, como la de desechar residuos a través del inodoro o del fregadero”. Prácticas que pueden provocar atascos en las cañerías y generar desbordamientos de agua residual, además de incrementar los costes de mantenimiento de las redes de saneamiento y depuración, lo que a la larga se traduce en mayores impuestos.
B