Seleccionar página

Los trabajadores de TAGUS han recibido durante los tres últimos meses un curso de “Prevención y control de la legionela en instalaciones de riesgo”, con el objetivo de mejorar tanto su capacitación como la seguridad y protección en el entorno de trabajo. Esta formación ha servido para conocer la problemática de la legionela en las instalaciones de agua potable, estudiar la legislación vigente aplicada a la limpieza de redes y depósitos e identificar los puntos críticos de la red y de las instalaciones del Servicio.

 

Además, próximamente se impartirá un curso de “Espacios confinados” para aquellos operarios que desempeñan labores en la red de saneamiento. Un espacio confinado es cualquier recinto con aberturas limitadas de entrada y salida y ventilación natural escasa o nula, que en general no ha sido concebido para ser ocupado permanentemente por personas.

 

La formación está orientada a las medidas preventivas que deben adoptarse en estos espacios para evitar posibles riegos. Los accidentes en espacios confinados son muy a menudo mortales y tienen lugar por no reconocer, previamente a su acceso, los riesgos presentes. Los riesgos más comunes son: la falta de oxígeno, la presencia de gases tóxicos y el incendio o explosión.

 

Para TAGUS, el equipo humano es su mayor activo, y la formación es un elemento generador de crecimiento para la empresa y trabajadores, por ello reforzar las competencias profesionales es la única manera de fortalecer la situación competitiva de la empresa.