Seleccionar página

La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha visitado las obras que el Ayuntamiento de Toledo y TAGUS, concesionaria del servicio municipal de agua potable y alcantarillado, están llevando a cabo en el Casco Histórico, una actuación que se enmarca dentro de un plan global para 2017 que incluye también el saneamiento y que supondrá la inversión de alrededor de tres millones de euros en toda la ciudad.

Acompañada de la concejal de Servicios Públicos y Sostenibilidad, Eva Jiménez; de la concejal de Obras, Noelia de la Cruz, y del gerente de Tagus, Luis Soto, la alcaldesa ha señalado que la intervención en Santa Ana coincide con el objetivo permanente del Ayuntamiento de renovación progresiva de la red, para dotar al servicio de una mejor calidad y eficiencia.

Las obras se están realizando en la calle de Santa Ana y su entorno y consisten en la sustitución de las antiguas tuberías por conducciones más modernas y de mayor sección, así como la eliminación de los finales de red en la plaza de Victorio Macho, lo que permitirá mejorar el suministro de agua potable en cuanto a calidad, circulación de agua y equilibrio de presiones.

En coordinación con el Ayuntamiento, los operarios de Tagus, empresa concesionaria del Servicio de Abastecimiento de Agua y Saneamiento, llevan a cabo estos trabajos que afectan a calle Santa Ana, cuesta de Santa Ana, calle Mirador de Barrio Nuevo y plaza de Victorio Macho, con un presupuesto de 64.000 euros y un plazo de ejecución previsto de dos meses.