Seleccionar página

‘El Curso del Agua’, el proyecto educativo y divulgativo impulsado por el Ayuntamiento de Toledo y TAGUS, la empresa concesionaria del servicio de abastecimiento de agua potable en la ciudad, cierra con éxito su primera fase.

La concejala de Servicios Públicos y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Toledo, Eva Jiménez, junto con el gerente de TAGUS, Luis Soto, han asistido en el CEIP Jaime de Foxá a la última de las sesiones de esta actividad que se han celebrado durante el presente curso.

La concejala ha resaltado el interés del consistorio por este tipo de actividades dirigidas a los escolares y su apuesta por seguir desarrollándolas, “ya que contribuyen a sensibilizar a los más pequeños en el uso responsable del agua y a que valoren lo que supone algo tan cotidiano como el gesto de abrir el grifo, haciéndoles conscientes del valor que tiene ese preciado líquido, que es imprescindible para la vida”.  En ese sentido, Jiménez también ha agradecido la implicación de la concesionaria del servicio, al hacer posible el desarrollo de la actividad.

Por su parte, Luis Soto ha resaltado que “a través de esta actividad hemos conseguido que los más pequeños aprendan sobre la importancia que tiene realizar un buen uso de un recurso natural tan escaso e importante para la vida como es el agua y, al mismo tiempo, conozcan cómo en sus propias casas pueden contribuir a la mejora de su entorno”.

Patricia Payo, responsable del proyecto formativo y educativo, ha sido la encargada de explicar cómo funciona el ciclo del agua a los más de 350 escolares de 1er ciclo de Primaria que han participado en la actividad. Los más pequeños,  pertenecientes a 14 aulas de ocho centros educativos de Toledo, han podido aprender de una forma didáctica, lúdica y entretenida cómo actuar de un modo más sostenible y ayudar a que el agua sea un recurso mejor repartido.

En cuanto a la actividad, que el próximo curso se trasladará a nuevos centros de la ciudad, una APP con divertidos personajes animados se ha encargado de explicar a los alumnos, a través de las tecnologías más vanguardistas como realidad aumentada o animación 3D, en qué consiste el ciclo integral del agua y sus diferentes fases: captación, distribución, abastecimiento, saneamiento, depuración y la reutilización.

En una segunda parte de la actividad, los niños y niñas han aprendido la aplicación práctica de estos conocimientos mediante la realización de experimentos sencillos, en los que han simulado cómo funciona una depuradora de aguas residuales y cómo se elimina la  contaminación, antes de que el agua vuelva al medio natural.

Para diseñar este programa, TAGUS y el Ayuntamiento de Toledo han pensando en los más pequeños, adaptándose a su currículo escolar, para buscar el mejor camino y conseguir que éstos se diviertan y aprendan al mismo tiempo. De hecho, ésta herramienta está pensada como un material de apoyo al profesorado y también busca que desde edades tempranas los más pequeños tomen conciencia sobre la importancia del agua, su cuidado y uso inteligente.